Inicio / Noticias / Top 10: canciones narcóticas

Top 10: canciones narcóticas

2116225w620

El amor como estupefaciente y otras metáforas menos arriesgadas

Tom Petty - "Mary Jane's Last Dance". El tema que Tom Petty agregó a su greatest hits en 1996 tenía un video al borde de la necrofilia. La canción, por su parte, maneja las sutilezas a los tumbos: "Un baile más con Mary Jane, una oportunidad más para calmar el dolor". Bersuit Vergarabat - "La bolsa". Un par de amigos se juntan a comer un asado. Uno de ellos actúa de manera bastante extraña: se corta por su lado, está inapetente. Todo gracias a cortarse por su lado y no compartir con sus compañeros una ración de materia non sancta. Esas cosas no se hacen. The La´s - "There She Goes". Una pieza de perfeccionismo pop de poco más de dos minutos y medio. Parece una declaración de amor, pero debajo de la superficie parece haber algo más. "Corriendo a través de mi cerebro", "pulsando por mis venas", "nadie más puede calmar mi dolor"... La letra cobró otra significación cuando, al poco tiempo, se conoció la adicción a la heroína del cantante Lee Mavers. Ratones Paranoicos - "Rock del pedazo". Juanse camina y camina, pero no consigue lo que está buscando. Las horas se amontonan, pero el dealer no llega (responsable del pedazo en cuestión). El "I'm Waitin' for the Man" del rock local. Rihanna - "Diamonds". El hit que la cantante cosechó en 2012 es 50% declaración de amor desbocada y 50% descripción de los efectos secundarios del consumo de drogas de diseño. "Sos una estrella fugaz, una visión de éxtasis (...) Palmas elevadas hacia el universo, mientras hacemos música celestial y tomamos MDMA". Sutil, la chica de Barbados. Justin Timberlake - "Pusher Love Girl". ¿Justin Timberlake haciendo alusiones a una lista extensa de estupefacientes? Sí, claro. En el primer tema de The 20/20 Experience, el ex de Britney Spears comienza diciéndole a una chica "Soy un adicto a tu amor", para luego describirla como "Mi heroína, mi cocaína, mi vino de ciruelas, mi MDMA". The Beatles - "Got to Get You into My Life". "De repente te vi...¿te dije que te necesitaba cada día de mi vida? (...) ¿Qué puedo hacer, qué puedo ser? Cuando estoy con vos me quiero quedar". Mientras los Beatles le abrían la puerta a la experimentación en Revolver, Paul McCartney disfrazaba de canción de amor en clave motown esta oda a su primer contacto con la marihuana. Cuarenta años más tarde, la incluyó en su show en la Casa Blanca. Punto para Macca. Los Piojos - "Verano del 92". El tiempo convirtió a este tema de Tercer Arco en un infaltable en todas las fiestas. Habrá que ver qué pasará cuando madres, tías y abuelas se desayunen que la canción no es sobre un amigo que se fue, sino que narra la infructuosa búsqueda de porro por parte de Andrés Ciro en El Palomar y alrededores durante un verano con sequía. The Weeknd - "Can't Feel my Face". El canadiense The Weeknd nunca reconoció que esta canción estuviese dedicada a la cocaína... pero tampoco lo desmintió. "Ella será mi muerte, pero al menos los dos estaremos entumecidos (...) Ella sacará siempre lo mejor de mí, lo peor todavía está por venir". Para pensarlo, ¿no?  
Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
VOTA ESTA BANDA O GRUPO QUE TE PARECE
  • Muy Malo
  • Excelente
  • Muy Bueno
  • Malo
  • Bueno
  • Regular

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *