Inicio / Noticias / Limp Bizkit en el Luna Park: manteniéndose vivos

Limp Bizkit en el Luna Park: manteniéndose vivos

musica-2207830w620
Fred Durst arenga, Wes Borland experimenta y el nu metal sigue agitando A esta altura cualquiera que tenga una mínima idea sobre su historia y no esté cegado por el fanatismo sabe que Limp Bizkit es una banda atrapada entre dos fuerzas. Por un lado su cantante/MC Fred Durst, que a los 45 sigue abrazado a su personaje de frat boy buscarroña que hace chistes de forros. Por otro su guitarrista Wes Borland, capaz de colar -por ejemplo- una larga y entreverada coda noise mientras su vistoso compañero hace una excursión a la platea para abrazar adolescentes. Nada de eso sorprenderá a nadie: Limp Bizkit siempre fue una especie de película imposible con Klaus Kinski y Adam Sandler. Si hay alguna novedad es, en todo caso, cómo los trucos fueron ganando terreno sobre la música.
Lo que se vio sobre el escenario del Luna Park fue una eficiente banda de heavy metal, incluso desafiante en algunos pasajes (ya sabemos por culpa de quién), que padece como líder al rapero más blanco desde Vanilla Ice. "Boiler" da inicio al show, con Durst y su arenga constante y su fraseo cansino que invariablemente se pone áspero en el estribillo (recurso que se aplica al 95% del repertorio). Wes, en tanto, también aporta presencia escénica de traje claro impoluto y maquillado como calavera de sonrisa hipertrofiada. El sonido, gran karma del Palacio de los Deportes, contribuye a empatar todo en el ruido, cosa que a Borland incluso le sirve para sus malas artes y al público -a juzgar por la energía que pone en el festejo- parece no molestarle. "Hot Dog" y sus múltiples citas a Nine Inch Nails es otro de los puntos altos del concierto, que a partir de ese momento intercala canciones logradas como "Rollin'" o "My Generation" y números prescindibles como "Gold Cobra". Y además esos truquitos de los que hablábamos: DJ Skeletor disparando temas de hip hop casi enteros (el meme "Turn Down for What" de DJ Snake y Lil Jon, "Be Faithful" de Fatman Scoop y Crooklyn Clan, etc.) en los que Durst baila y monigotea, más monólogos del cantante sobre no ir a trabajar al día siguiente y asistir a fiestas a las que los varones no están invitados, más y más chistes sonsos (amagar a fumarse un faso que le alcanzan, abrir un preservativo y tirarlo a la gente), interacciones con las chicas del tipo "¿Querés algo de esto, piba?" (señalándose a sí mismo, claro), un puñado de covers (bien por las versiones de "Killing in The Name" de Rage Against the Machine y "Heart Shaped Box" y "Smells Like Teen Spirit" de Nirvana, innecesaria su infame reversión de "Behind Blue Eyes" de The Who) y Borland jugueteando con los riffs de "Walk" de Pantera, "Sweet Child o' Mine" de Guns N' Roses y demás. En las dos horas y pico que dura su show, habría que cronometrar cuánto tiempo neto pasa Limp Bizkit tocando sus temas y cuánto queriendo entretener. En otro simpático entremés Wes le cede su guitarra a un pibe del público y canta "My Way" con tono de maestro de ceremonias siniestro. Los elogios a Borland nunca son suficientes: para muestra sirve "Break Stuff" cerca del final, en la que enrarece la atmósfera con efectos, tapping y riffs angulares muy por encima del potencial de su propia banda (aunque nobleza obliga: John Otto y Samuel G. Mpungu ensamblan una base rítmica de lo más groovera). El guitarrista experimenta en vivo, ante un público mayoritariamente sub-23 que sólo quiere saltar y gritar, en el grupo más mainstream del mundo. ¿Cómo no aplaudirlo? Con "Take a Look Around" se da por terminada la velada, y entonces suena "Stayin' Alive" de los Bee Gees y todo el mundo baila y la metáfora (voluntaria o no) queda en el aire: hay que mantenerse vivo. Para eso se puede evolucionar o se puede redoblar la apuesta. Adiviná qué hace Limp Bizkit.
Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
VOTA ESTA BANDA O GRUPO QUE TE PARECE
  • Muy Malo
  • Excelente
  • Muy Bueno
  • Malo
  • Bueno
  • Regular

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *