Inicio / Noticias / La madurez según Albert Hammond Jr.

La madurez según Albert Hammond Jr.

2104092

El guitarrista de los Strokes sobre sus planes de visitar Buenos Aires solo, las motos y grabar en español algún día

"Vos y yo tenemos que lograrlo, man", me dice Albert Hammond Jr. agarrándome los hombros. Estamos en los camarines montados en un pequeño bosque en el lado oeste del Grant Park de Chicago, un rato después de su show en el Lollapalooza, y el guitarrista de los Strokes todavía está cargado de electricidad. Hace tres días salió a la venta Momentary Masters, su tercer disco solista, y viene a presentarlo a Buenos Aires en marzo, durante la tercera edición del Lollapalooza local.
De chico, Hammond Jr. viajaba un mes al año a Buenos Aires para visitar a la familia de su madre, que es argentina. "Mi abuela vivía en Belgrano y mi tío trabajaba para un hotel muy grande, que empieza con 'A', ¿puede ser?" ¿Alvear? "¡Sí, ese! Su especialidad era pintar cosas para que parecieran de mármol. También íbamos a Pinamar." Después, entusiasmado, empieza a hacer planes. "En Buenos Aires quiero ir a algún barrio que sea como el East Village, donde vendan ropa cool, y vayamos a comprar música", dice, aunque no conoce nada del rock argentino, ni Spinetta, Charly García o Cerati. "Son nombres que me suenan familiares, pero nunca escuché nada. Igual, tengo tiempo; recién empecé a escuchar a los Misfits hace unos años. Así que, tal vez, cuando tenga 50 grabe canciones en español." A sus 35 años, Hammond Jr. parece en paz con la idea de que los Strokes ya no formen parte de su vida y que su carrera solista, que empezó como un proyecto paralelo, se haya convertido en su plan central. "Me gusta grabar, reunirme con amigos, escribir y cuando vienen buenas ideas y buenas canciones me gusta hacer algo con eso", dice. "Cuando tenía el disco terminado, pensaba: '¿Podrá esto ser un quiebre para mí o no?'." De alguna forma, el quiebre ya sucedió. Después de casarse con Justyna Sroka, una empresaria gastronómica de origen polaco, se mudó a las afueras de Nueva York y cambió de vida. En "Don't Think Twice", el sexto track del álbum, versiona a Bob Dylan, convirtiendo el tema en una balada luminosa en la que canta sobre dejar algo atrás mientras su grupo parece haber entrado en un coma atado al capricho de Julian Casablancas. Momentary Masters es un set contundente de diez canciones que suenan como los Strokes en estado de sobriedad: es un rock de guitarras crudas y a la vez precisas, con canciones inteligentes y radiales, que muestran su importancia en el sonido del grupo. El guitarrista dice que haber alcanzado cierta madurez lo acercó más a la música. "Ahora le dedico más tiempo, porque tengo dos proyectos. Cuando sos joven gastás muchas horas siendo demasiado emocional con las cosas y, después, cuando crecés, te calmás un poco y eso hace que tengas más tiempo para hacer cosas." El resto del tiempo le gusta hacer ejercicios, cocinar pescado y andar en moto. "Tengo dos Ducati", dice. "Con mi mujer salimos bastante a andar. Hacemos viajes por el día, tal vez 300, 400 kilómetros. Pero te mata la espalda, man. Y también las piernas. Cuando vas rápido las que llevan todo el peso son tus piernas y todo se mueve. Terminás roto."
Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
VOTA ESTA BANDA O GRUPO QUE TE PARECE
  • Muy Malo
  • Excelente
  • Muy Bueno
  • Malo
  • Bueno
  • Regular

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *