Inicio / Noticias / Gary Clark Jr.: medicina texana

Gary Clark Jr.: medicina texana

2096233w620

Cómo hizo el guitarrista para volver a su ciudad natal y componer un disco impactante

El debut de Gary Clark en un sello grande, Blak and Blu, de 2012, fue uno de los discos de blues más aclamados de los últimos tiempos. Grabado en Los Angeles con los productores de pop y rock Mike Elizondo (Dr. Dre, Fiona Apple) y Rob Cavallo (Green Day), el cantante y guitarrista fusionó influencias clásicas como Willie Dixon y Albert King con su amor por Nirvana y el hip-hop, arrastrando la música americana tradicional hacia el presente.
Para su nuevo disco, The Story of Sonny Boy Slim, un Clark de 30 años se llevó todo de nuevo a casa, y grabó en su Austin natal en busca de una onda más relajada y familiar. "Entré en el estudio sintiéndome vulnerable. Era muy consciente del sacudón del segundo disco", dice Clark. "Realmente quería sólo volver a casa y estar en el estudio, salir y volver a casa." Mientras que Blak and Blu tiene la onda suave de Los Angeles, Sonny Boy Slim es puro soul de Austin. En marzo del año pasado, Clark se dirigió a Arlyn Studios en Austin con poco más que ideas y ritmos, y se produjo su propio el disco con Bharath "Cheex" Ramanath, su ingeniero de sonido, y el de Arlyn, Jacob Sciba. "Estos tipos", dice Clark, en referencia a Sciba y otro ingeniero, Joseph Holguin, "trabajaron mucho para dejarme estar en esta sala y relajarme". Las sesiones solían darse tarde a la noche, y muchas veces continuaban hasta el día siguiente, impulsadas por la combinación de vodka local con jugo de pomelo recién exprimido que les preparaba la adorada dueña de Arlyn, Lisa Fletcher. Sciba sonríe y levanta una copa: "¿Querés saber cómo hicimos este disco?", dice. "Con esto." "Yo llegaba a la mañana", dice Fletcher, "y ellos seguían acá". La música que emergió oscila entre los gritos de "Grinder" (sobre una familia que no tiene dinero) y el estampido funk estilo Prince de "Star", pasando por el gospel acústico de "Church". El título del disco, The Story of Sonny Boy Slim, parece sugerir un elemento biográfico, pero Clark dice que al disco lo mueve más un sentimiento que un concepto. "El único tema verdadero es: 'En toda la mierda, siempre hay esperanza'. Es un poco ese." Clark hace poco tuvo un hijo, Zion, con su compañera, la modelo Nicole Trunfio. También este año estrenó material de The Story of Sonny Boy Slim en Bonnaroo, y pronto saldrá a la ruta con su banda de muchos años, que también toca en el disco. "Quería realmente poner todo y ser yo al mil por ciento", dice Clark acerca del producto terminado. "Este disco es exactamente lo que es: ruidoso."
Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
VOTA ESTA BANDA O GRUPO QUE TE PARECE
  • Muy Malo
  • Excelente
  • Muy Bueno
  • Malo
  • Bueno
  • Regular

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *