Inicio / Noticias / Cinco películas sonoras pero sin diálogos

Cinco películas sonoras pero sin diálogos

2085936w620

Shaun el cordero nos da la excusa para hacer este listado de rarezas auditivas del cine

Shaun el cordero es el sexto largometraje de la productora Aardman (Pollitos en fuga y Wallace y Gromit entre sus glorias) y además de ser excelente y estar hecho en stop-motion, es una de animación que no necesita doblaje, ni subtítulos, porque no tiene diálogos. No es muda, simplemente no tiene palabras en los diálogos. Tiene algunos gruñidos, murmullos, sonidos de animales. Las palabras no están fuera de este mundo -hay carteles, etc-, es sencillamente una película sonora que no necesita de diálogos. Otra película sin diálogos es Juha (1999), del insoslayable finlandés Aki Kaurismäki. Pero Juha es otra cosa: no se escuchan sonidos, y vemos que los personajes hablan pero no los escuchamos, se evidencia su "mudez" en el reino del cine sonoro. Escuchamos la música, presente todo el tiempo, pero los diálogos nos son negados. A pesar de estar actuada por actores de carne y hueso y no por ovejas y perros de plastilina como Shaun, es una experiencia más artificiosa: Bajo el doloroso título de La última locura de Mel Brooks (1976) se conoció por aquí Silent Movie ("Película muda") de, claro, Mel Brooks, una parodia de los modos del cine mudo hecha con sonidos y música. No se escuchaban diálogos. Bueno, uno sí, una sola palabra, que se convertía en uno de los chistes más memorables. La palabra era pronunciada por Marcel Marceau, es decir, un mimo famoso. Una película húngara de 2002 llamada Hukkle ("hipo"), dirigida por György Pálfi (que luego haría la polémica Taxidermia), tampoco tiene diálogos, aunque hay una canción al final. Son 75 minutos fascinantes armados con una sucesión de situaciones que se conectan de forma asombrosamente creativa. Un experimento tan surreal como hipnótico. Y para terminar -si, quedan varias afuera, es obvio, y El artista de Hazanavicius queda afuera a propósito- vamos al principio. Es decir, al stop-motion. A un maestro que ha combinado stop-motion con acción en vivo como el checo Jan Svankmajer. A una película erótica como la imprescindible Conspiradores del placer (1996). Aquí, un fragmento:  
Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
VOTA ESTA BANDA O GRUPO QUE TE PARECE
  • Muy Malo
  • Excelente
  • Muy Bueno
  • Malo
  • Bueno
  • Regular

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *