Inicio / Noticias / Cinco grandes películas deportivas

Cinco grandes películas deportivas

cine-2180364w620Un repaso por los films en los que pesa más el heroísmo que los puntos que marca el tanteador El estreno de Volando alto (Eddie the Eagle, en el original), una de esas películas deportivas hechas para que sea difícil escaparle a las lágrimas, nos lleva en primer lugar a decir que las pistas de esquí habían sido rodadas en modo documental por Werner Herzog en los setenta, en el -buenísimo- mediometraje El gran éxtasis del escultor de madera Steiner. Y en segundo lugar que los saltos de esquí están filmados de forma espectacular. Y en tercer lugar -después del trailer- vamos con otras películas deportivas de esas con derrotas o empates que se sienten como triunfos. Una de las más famosas -o la más famosa a secas- de las películas de derrota -empate- con sabor a triunfo es Rocky, la primera, la que ganó el Oscar, la que convirtió a Stallone en estrella. La que lo enfrentó por primera vez con Apollo Creed. La que escribió y protagonizó Stallone y dirigió John G. Avildsen, que luego haría otros éxitos con enfrentamientos como las tres primeras Karate Kid. Y en lugar del trailer de Rocky, veamos este momento extraordinario de la historia de los Oscars, que no pudo repetirse con un premio como actor para Stallone por Creed en la última entrega, que terminó en una nominación con gusto a derrota. La siguiente es una de las películas de fútbol más recordadas. La protagonizó Stallone como arquero perseverante que al principio no sabía atajar en absoluto: Escape a la victoria, con el legendario partido final de fútbol de los prisioneros contra los nazis, dirigida por John Huston y con Pelé en el reparto después de Stallone y Michael Caine. También estuvieron, entre otros, Bobby Moore y el argentino Osvaldo Ardiles. En Volando alto se menciona al equipo de trineo (bobsleigh o bobsled) de Jamaica que también participó de esas Olimpíadas de invierno de Calgary 1988. Y que dio origen a otra película de triunfos imposibles o de derrotas con sabor épico: Jamaica bajo cero (Cool Runnings), protagonizada por John Candy en un papel con varias similitudes con el de Hugh Jackman en Volando alto. Y en todo listado de películas deportivas debería haber una de Ron Shelton, porque siempre incluyen algo de amargura, de fracasos, de triunfos melancólicos. Una de ellas es la absolutamente inoxidable La bella y el campeón (Bull Durham), una comedia romántica deportiva y crepuscular con Kevin Costner y Susan Sarandon en estado de gracia:  
Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
VOTA ESTA BANDA O GRUPO QUE TE PARECE
  • Muy Malo
  • Excelente
  • Muy Bueno
  • Malo
  • Bueno
  • Regular

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *